Coma tecnológico

He tomado la decisión de cancelar temporalmente mi cuenta de facebook. Llevo tres días, lo cual es un record pues soy bastante activa en las redes sociales, de las de publicación diaria, pero últimamente una parte de ellas eran copias edulcoradas de los post de este blog.

vida corazonTras los primeros días de “apoyo online”, los comentarios se han convertido en consejos baratos o en críticas a mi “debilidad” a las que mi autoestima no puede hacer frente en este momento. Y sin caer en el egoismo, la alegria y los buenos momentos de mis “amigos” tampoco me ayudan en levantar el animo. Así, como en los coma inducidos, cierro cuenta mientras se curan las heridas. Los de verdad, estarán ahí de verdad, aunque no llegen ni a los dedos de una mano. Ahora a la que más tengo que escuchar es a mi misma.

Tiempo al tiempo

Al limite de mis fuerzas, me pregunto porqué escribo este blog.

Y la respuesta es sencilla, primera para descargar un poco la mente de todos aquellos pensamientos que la acechan. Mientras escribo se hacen más ligeros, el tiempo es más libiano, y durante unos segundos parece que al escribir tus problemas, la respuesta esta más cerca.

Y segundo, como testigo mudo (excepto por los sabios comentarios que hacéis a bien dejarme) de mi lucha contra esos mismos pensamientos que me consumen día tras día, con la esperanza de que al final, mientras aún pueda mantener la cabeza por encima del agua, el post final refleje un aprendizaje o lo que es mejor, una sonrisa de felicidaz.

viaje_tiempo_1--644x362De momento, ese final aún parece utópico. Mi psicóloga dice que necesito más tiempo, que no me comparé, porque yo voy a necesitar más. Primero me hablaba de seis meses, luego de un año, ahora de un año y medio porque mi ruptura parece el cuento de nunca acabar, ya que estan tan involucradas las familias y las mentiras, que cada semana descubres una verdad que impide que la herida empiece a cicatrizar. Y estoy como hace justo tres meses, devastada.

Por otro lado, yo ya tenía una enfermedad de base, que hace que una ruptura suponga lo mismo que una bomba, pero atómica. Y si le añadimos lo vivido en estos siete años de relación, cuando las parejas suelen vivir los mismo en un periodo más largo de tiempo, todo se vuelve más cruel, más intenso, más doloroso.

E intentas explicarlo, intentas explicar que con mi ansiedad tengo que andar con pies de plomo en todo este proceso. Qué los pequeños actos que a la mayor parte de las personas ayudan a salir de este agujero, en mi caso, pueden ser contraprudecentes, porque tengo que mantener mi ansiedad a niveles que al menos puedan respirar.  Pongo el ejemplo, de vivir en una ciudad con mar, me encantaría, y esa belleza a cualquiera sube el ánimo, pero si tienes mal los huesos, la humedad de esa belleza, te provoca estragos más grandes en tu cuerpo que lo que intentas curar.

Pero casi nunca encuentro comprensión, ni de familia ni de amigos. Y pienso “tiempo”, pero si al menos tuviera un salvavidas que me ayudará, podría tener una esperanza mayor en el post final.

Lágrimas

lagrimas

Las lágrimas han comenzado a hacerme heridas en los ojos

Y recuerdo a mi abuela, cuando a determinada edad la dijeron que de todo lo que había sufrido en la vida, ya no le quedaban lágrimas que derramar, se le habían secado los ojos.

Equilibrismo

Me arreglo para ir al hospital. En líneas generales a la gente no les gustan los hospitales. Yo nunca he tenido esa sensación.

Imagino que es porque se relaciona con dolor y tristeza, sufrimiento y desesperanza. Muerte. Yo no necesito estar en un hospital para sentirlo, al contrario, pienso que la mayor parte de los pacientes salen de un hospital mejor de lo que entraron, en algunos casos vuelven a unir familias rotas o es el lugar de reencuentros impensables y ¿no es eso positivo?

Vale, para ir a un hospital antes ha tenido que haber una desgracia. Hoy voy porque el marido de mi prima, 40 años, y con un niño de nueve, esta ingresado en estado grave. Hace 48h sólo le dieron unas pocas de vida. Una de esas enfermedades que vienen en un minuto y te llevan, operación de urgencia, y atado a la vida por máquinas.

Y es extraño, pero cuando me lo dijeron sabía que no iba a pasar. Sabía que no iba a morir. Y llore de preocupación por mi prima, y me he venido a estar cerca de ella, pero sé que sobrevivirá a pesar de ser de las pocas que lo piensan. Sencillamente, porque tiene porqué vivir. Una mujer y un hijo que le quieren. Una familia que no se separa de él. Tantos amigos que su facebook es una agenda de contactos. Un trabajo que aunque le consume, le hace feliz porque lo disfruta.

imagesY sobre todo porque creo en el equilibrio del mundo. Es lo opuesto a mi, a mi historia, a mi vida, a mi mundo. Porque si yo estoy condenada a morir cada día un poco más de dolor, de pena, tiene que compensarse con su yang. Alguien tiene que sentir cada día una alegría mayor.

Hay quien nace con estrella y otros estrellados. Y a perro flaco todo son pulgas. Y sé cual es mi papel en el mundo. A cambio de la alegria de mi prima, cada vez más cerca del “fuera de peligro”, del milagro. Mientras yo me hundo cada día más en las tinieblas entre golpe y golpe de mi ex, de mi familia, de mi destino.

Y cruzo los dedos porque sea así, porque entre su vida y la mia, el mundo gana con la suya.

No te quiero olvidar

Hay momentos en que puedes revivir tu vida en tan sólo unos minutos. Echas atrás en el tiempo hasta el mismo instante en que descubriste el amor (por ti) en su mirada.

Ya no lloras durante el día. Tienes tantas cosas de las que preocuparte…ni siquieras sabes donde te alojarás en un par de semanas, si los resultados médicos irán bien, intentando perdonar a quienes por ayudarte en este trance te han hecho más grande la herida, y que el rencor hacia él no domine tus actos… que no me queda tiempo ni fuerzas de SENTIR y cuando lo haces…

Deseas no querer como le quieres, porque posiblemente no se lo merece y te preguntas como después de todas tus experiencias, ninguna te había preparado para él, para este dolor.

Y lo estúpida que te sientes porque sabes que no va a volver, lo sabes, pero tus sentimienos te gritan otra cosa totalmente distinta.

El dolor , me desarma
y llorar ya no me calma
poco a poco empiezo a enloquecer
y no se que podrá venir despues, despues

Puede que me ciegue la fé
pero vuelvo a creer
que estó no se acaba
sueño que te intento besar
y me vuelvo a quemar
la vida se me escapa

Noria

El comienzo de este lunes me hace presaguiar una mala semana. Una más. Y aunque no se han cumplido los tres meses, sí en mi cabeza, con el objetivo de recordarme que la felicidad me ha abandonado y no volverá, al menos, de su mano.

Los sueños me han traido ansiedad y pesadillas. En mitad de la madrugaba pronunciaba su nombre, entre cada bocanada de aire que intentaba que llegara a mis pulmones y calmara el agitado palpitar de mi corazón, mi corazón físico (el otro sigue en pedacitos). Me despertaba y el vacio de su ausencia aún era peor. Vuelta a dormir, y vuelta a la ansiedad. Y gira y gira la noria.

juan-yanes-noria-2No va a volver nunca a mi, aunque lo desee con todas mis fuerzas, aunque lo “persiga” con todas mis fuerzas, y es que NO es cierto aquello de que si deseas mucho algo y peleas por ello al final lo consigues. Porque no estamos solos en este mundo, porque puedes luchar mucho por un sueño, pero dependerá que la persona que en cada momento de este camino te toca al lado no te ponga la zancadilla, o que una enfermedad no te trunque, o que llueva en un día en que iba a hacer soleado y en el que te has puesto tus zapatos nuevos.

Y a veces, las que menos, lo que sucede es que tu ángel de la guardia se convierte en tu diablo, una droga sin la que ya no puedes vivir. Y pienso, en que esquina tuve que girar a la izquierda y no a la derecha, para que no me tocará a mi, este duelo infinito, en que lo único que haces es girar y girar  en torno al mismo centro, él.

Melancolía

NEGRÚSTICA


Si uno está muy alegre o muy triste de ahí no crece casi nada poético.
Si uno está muy contento tiene que ir a dar saltos al parque,
y si uno está muy enamorado echa polvo tras polvo…
pero la melancolía es el sentimiento húmedo con el que nacen versos en la cabeza.

“La melancolía”Joaquín Sabina

Ya solo me queda el placer de escribirte,
desordenando los cardinales y encarnando los ordinales.
Y así hasta que mis letras exploten
aburridas por tanta incongruencia.

Ya solo me queda el placer de inventarte por las noches.
Las noches siempre cuestan más,
son más frías,
más solitarias.

Hay más silencio que habla de ti.
Imagino tu cuerpo en mi espalda,
tu brazo rodeándome
y tu risa en mi cuello.

Respirando(me).

Exhalando(me).

Ya solo me queda el placer de echarte de menos.
Como si existiera la justicia.
Recuerdo hacerme pequeña entre tus brazos

Ver la entrada original 76 palabras más